Make your own free website on Tripod.com

Qué es la Condromalacia


lesiones de rodilla

“Khóndros”, en griego, significa cartílago; y “malaki” se traduce como blando. De ambos términos surge este neologismo que describe un síndrome común en los deportistas: el ablandamiento de cartílagos en  las articulaciones. Quienes lo sufren, se quejan de dolor en las articulaciones, sobre todo en la parte frontal de la rodilla; o, con menor frecuencia, en los codos. 

 

Clínica del Campestre

El dolor empeora luego de permanecer mucho tiempo en reposo o cuando se desciende una cuesta o se sube una escalinata. Algunos pacientes reportan una sensación de rozamiento entre los huesos cuando extienden las piernas.

 

A pesar del origen etimológico de la condromalacia, el dolor no necesariamente se debe a un reblandecimiento; sino más bien a la inflamación a raíz del desgaste por abuso o como consecuencia de una lesión.

 

cartilago rodilla

Causas de la Condromalacia

El cartílago es un tejido elástico compuesto por un tipo especial de células, llamadas “condrocitos” (de la misma raíz griega). Este tejido actúa como amortiguador en las articulaciones; pero cuando se deteriora pierde la elasticidad y entonces sobreviene el dolor.

 

El síndrome es más común en las articulaciones de las rodillas. A diferencia de la “rodilla del saltador” —que se debe a una tendinitis—, la llamada “rodilla del corredor” o condromalacia rotuliana tiene su origen en una degeneración crónica.  La tendinitis es común entre los atletas que saltan con frecuencia, como los jugadores de vóleibol o los basquetbolistas; la condromalacia, en cambio, entre quienes practican  fútbol, ciclismo, tenis, snowboarding y esquí. Aunque es más común en los deportistas adolescentes o jóvenes adultos, también la sufren los niños y los adultos mayores, especialmente los que tienen sobrepeso.

 

La constitución física del aparato locomotor femenino predispone más a las niñas a la condromalacia que a los varones. En algunos individuos, los músculos conectados a la articulación son demasiado débiles (o demasiado potentes) y provocan tensiones en la  zona. En las piernas, por ejemplo,  los músculos isquiotibiales y los cuádriceps actúan en equipo, para flexionar y rotar la rodilla; pero cuando no se compensan mutuamente, desplazan la rótula fuera de su lugar natural, lo cual propicia el desgaste

 

Tratamientos

Descanso - Si no hay daño en los cartílagos y el síndrome se debe al abuso de la articulación, se suelen prescribir antiinflamatorios y descanso. Durante unas cuantas semanas se deben evitar las actividades que puedan irritar más la zona. Para que atletas y deportistas puedan mantenerse en forma  mientras dura el período de convalecencia, se les recomienda practicar otro tipo de ejercicio. Aplicar hielo ayuda a reducir la inflamación y el dolor.

 

Rodilleras - También es útil comprimir la articulación con vendajes y descansar con la misma en posición elevada. Hay rodilleras de neopreno especiales, que tienen un orificio para calzar la rótula y son ideales tanto para tratamiento preventivo cuando se entrena en un deporte y para rehabilitación.

 

Fisioterapia - En algunos casos, puede hacer falta fisioterapia, sobre todo si el problema se origina en la debilidad muscular. La solución es fortalecer la musculatura con ejercicios específicos.

Clínica del Campestre